Butan

 

Bután, oficialmente Reino de Bután, es un país del sur de Asia ubicado en la cordillera del Himalaya y sin salida al mar. Limita al norte con la República Popular China y al sur con la India. Se trata de una nación regida por una monarquía constitucional, cuyos órganos y sede de gobierno se hallan en la capital, Timbu. Con una superficie de 40 994 km² y una población inferior a los 800 000 habitantes, Bután es uno de las países más pequeños y con menos población del planeta. Su territorio está dividido en diez provincias.

Los orígenes del país se remontan al siglo VIII de nuestra era, con la introducción del budismo por los tibetanos y la expansión de su imperio hacia el territorio que hoy en día es Bután.

La gastronomía en Bután es una gran desconocida. Sin embargo, son platos llenos de fantasía y exóticas combinaciones de ingredientes y sabores, con una dieta eminentemente vegetariana, dispuesta a sorprender al viajero más exigente.

Fantasía y creatividad. Estos dos adjetivos definen perfectamente la cocina de Bután, no demasiado conocida pese a sus virtudes. Unos platos que, en los hoteles internacionales, adquieren mil y una presentaciones, cuidando que el chile, uno de los ingredientes básicos de la gastronomía del país, esté adaptado a los gustos occidentales.

Si recorremos las zonas más altas del país encontraremos platos elaborados con trigo, además de los riquísimos thupka o tallarines. Y como tentempié los deliciosos momos, que son pequeñas bolas de masa hervidas y rellenas de carne o queso. Tampoco hay que perderse elgondomaru, que son huevos revueltos cocinados en mantequilla. Recetas sencillas que son la prueba fehaciente de que los ingredientes más cotidianos pueden dar lugar a platos absolutamente deliciosos.

Si queremos algo más elaborado, no debemos dejar de probar el thali, que tiene su origen en la India pero también presente en la gastronomía de Bután. En una bandeja circular, encontraremos raciones servidas en pequeños compartimentos. Entre ellos podremos encontrar arroz, verduras o encurtidos.

Las personas vegetarianas están de enhorabuena, porque en la dieta diaria de los habitantes de Bután no abunda demasiada carne, aunque en los hoteles internacionales se pueden encontrar riquísimos guisos como el noshahuentsu, que incluye cerdo y espinacas, el phagshaphintshom, con cerdo y tallarines de arroz, o el bjashamaru, un extraordinario guiso de pollo en salsa de ajo y mantequilla. Una estancia en Bután es una oportunidad perfecta para probar platos propios de la más alta gastronomía, como un steak matsutake cocinado en su punto con este delicioso hongo que se recoge en el Himalaya.

Tampoco es difícil encontrar legumbres entre los ingredientes de los platos de Bután, como losdaal-baat, un riquísimo arroz con lentejas. El tsampa es otro de los platos más típicos de la gastronomía del país. De origen tibetano, se compone harina de cebada cocinada con sal y mantequilla. Muy simple pero delicioso.

de postre, destacan los elaborados con leche de yac, aquellos inspirados en recetas internacionales, como la panacotta, o los deliciosos budines de frutas.  Y como bebidas típicasencontramos el chang, la cerveza local, y el arra, un licor destilado del arroz, el maíz y el trigo.



Recetas de todo el Mundo
   www.recetasdetodoelmundo.com

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne