Belice

 

Belice es un país soberano de América ubicado en el extremo noroeste de Centroamérica cuya forma de gobierno es la monarquía constitucional parlamentaria. La capital es la ciudad de Belmopán y la ciudad más poblada es la Ciudad de Belice.

Limita al norte con México y al sur y al oeste con Guatemala. El golfo de Honduras lo separa del país homónimo, motivo por el cual fue conocido anteriormente como Honduras Británica hasta adquirir su actual denominación en razón de la ciudad de Belice (la maya Holzuz) y el río en cuya desembocadura está edificada. Su capital es Belmopán y la ciudad de Belice, antigua capital del país, es la principal aglomeración urbana y además el principal puerto que queda cerca.

Aunque los idiomas predominantes son el español y el criollo beliceño, Belice es el único país de América Central en donde el idioma oficial es el inglés, lengua materna del 3 % de la población, comprendiendo entonces que, la independencia de Belice se llevó a cabo por los mismos colonos británicos y no por la población beliceña, de otra manera sería el criollo beliceño el idioma oficial o el español, debido a la gran cantidad de hispanohablantes como lengua materna. Esto hace que Belice comparta un pasado común, no sólo con los países de América Central, sino también con el Caribe. Forma parte del Caricom y del Sistema de la Integración Centroamericana.

La fusión de nacionalidades que vive Belice, también se ve reflejada en su cocina, en la que podemos encontrar pescados y mariscos y un sinfín de platos tradicionales. Entre sus productos principales, encontramos el arroz, las alubias, las hierbas y especias (laurel, tomillo, perejil, salvia, albahaca, mejorana, ajo, orégano, jengibre, menta…), carne de pollo, de cerdo y vacuno, los plátanos (sobre todo fritos), el pan y la leche de coco. Las influencias británicas, norteamericanas, caribeñas y mexicanas hacen de esta gastronomía algo muy especial, variada y exquisita.

Entre sus platos principales y más tradicionales están los “frijoles con arroz” y el “arroz con frijoles”. Parece tonto, pero la diferencia radica en que arroz y frijoles es que ambos están cocinados juntos en la leche de coco, mientras que en el otro caso son platos que se sirven por separado. A esto se le puede agregar pollo guisado o frito, pescado o carne. Otro plato tradicional es el estofado de pollo, en el que el secreto es dorar el pollo previamente embadurnado en una pasta llamada “recado”, y espolvorearlo con sal, pimienta y ajo antes de añadir agua, un poco de vinagre y la cebolla y pimientos dulces. Se suele acompañar con arroz, ensalada de patatas y plátanos fritos. La Serre Sus es una sopa rica de pescado ligeramente cocido con leche de coco, cebolla y especias, y servido con plátanos fritos y obleas de pan de yuca. Una mezcla de la cocina española y la indígena es el escabeche de pollo con tortillas de maíz, una combinación picante de pollo asado con cebollas en una base de vinagre, pimientos  y especias. 

Para los frutos del mar, podemos encontrar excelentes pescados y mariscos: conchas, calamares, camarones, pargos y meros, entre otros. Y respecto a frutas y verduras, podemos encontrar durante todo el año. En mayo y junio es la temporada del mango, con más de 20 variedades, aunque también podemos encontrar sandías, piñas y melones, las ciruelas verdes y craboo, y el Cho Cho y el Calaloo, variedades locales de la calabaza y las espinacas. Entre las bebidas podemos encontrar refrescos y gaseosas, agua fresca de frutas, y la cerveza Belikin, propia. Y por último, los postres: rollos de plátano, flan de jengibre, helado de mango, quesadillas de guayaba, tarta de piña o de níspero, souffle de coco, arroz con leche, crema de chocolate y mandarina y el helado de crema agria.



Recetas de todo el Mundo
   www.recetasdetodoelmundo.com

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne